¿Qué es un retén?

Sep 14, 2020

El retén es una parte importante de cualquier equipo mecánico que necesite lubricación. El diseño se los mismos y los materiales deben elegirse con sumo cuidado para garantizar un uso adecuado y durabilidad a largo plazo. Está formado por un soporte metálico, muelle de acero y labio fijo.

El efecto del retén se logra mediante la interferencia entre el labio y el eje y el resorte mantiene el labio con una fuerza llamada «carga radial». Después de poco tiempo, el borde de sellado se transformará en una zona de contacto definida con un tamaño de 0,4 a 1,3. Debajo de la superficie plana del labio, se forma una película de fluido de 1 a 3 micrones de espesor, que se mantiene mediante la acción capilar entre el labio y el eje para evitar fugas. Mediante el uso de un retén, se confirma cuando hay un aumento gradual de presión en el lado del fluido, y cuando la presión superaba la tensión superficial del menisco, provocaría su rotura y por tanto la pérdida de fluido.

Retenes mecánicos

Los retenes o sellos (sellos mecánicos) son piezas generalmente hechas de un compuesto de caucho sintético que se usa para evitar fugas de líquido, gas o sólido de un elemento que los contiene a los elementos adyacentes. Como por ejemplo para evitar que el lubricante se escape al exterior desde la caja de cambios o el motor de combustión interna.

En algunas aplicaciones como para los turbocompresores y bombas químicas, se utilizan elementos similares denominados sellos mecánicos con superficies de metal, cerámica y / o grafito para solucionar los problemas del caucho a altas temperaturas y disolventes evitando fugas al exterior. En máquinas y turbinas que mueven sólidos en grano o en polvo, se utilizan sellos para evitar la entrada de estas partículas. De esta forma se evitan daños en los cojinetes y demás partes que componen la máquina y el motor, ya que de lo contrario se puede escapar el lubricante o entrar algunos contaminantes, provocando el mal funcionamiento de la máquina.

Se deben utilizar herramientas para instalar el sello en su lugar, de modo que esté correctamente instalado en su lugar sin dañar el labio y debe fijarse en su lugar con una arandela de fijación elástica (circlip o Seeger). Antes de la instalación, es importante lubricar los sellos con grasa o aceite. Esto puede reducir la fricción cuando las piezas se deslizan sobre la superficie de contacto y proteger el labio de sellado después del primer uso o mantenimiento, porque se debe instalar un nuevo sello cada vez que se realiza un sellado.

De acuerdo con las diferentes condiciones de uso, se pueden utilizar sellos de tubería y sellos especiales hechos de diferentes materiales para garantizar la función de los sellos.

Los componentes con funciones similares o usados ​​en combinación con sellos son sellos mecánicos y juntas tóricas.

Los retenes son básicos en equipos mecánicos que requieran lubricación – Imagen de RawPixel.

Factores a tener en cuenta para estudiar las condiciones de uso de los retenes:

  • Temperatura: La temperatura de funcionamiento es muy importante para la durabilidad del sello. Durante su funcionamiento, además de la temperatura del fluido, se deben considerar otros factores, como el calor de fricción, la velocidad circunferencial, el tipo de fluido, el nivel de fluido, el tipo de polímero y la estructura de sellado.
  • Presión: Las juntas de perfil estándar se utilizan para presiones de fluido que no superan los 0,3 bar y solo pueden alcanzar una presión de 0,5 bar en circunstancias especiales, pero la velocidad periférica es baja. La marca OTP puede proporcionar sellos con presiones superiores a 10 bar.
  • Velocidad: Depende de la velocidad periférica y el diámetro del eje. Por ejemplo, para un eje de 140 mm con una velocidad de 2000 rpm, el material recomendado es polipropileno ACM.
  • Lubricación: los sellos no se pueden usar en aplicaciones secas y requieren una lubricación adecuada para que funcionen correctamente. Antes del montaje, se recomienda lubricar el labio de sellado con grasa o grasa para reducir la fricción inicial. El fluido también tiene la función de reducir el calor generado por la fricción entre el labio y el eje. Si la capacidad lubricante del fluido (agua o solución acuosa) es deficiente, se recomienda utilizar un sello con una cubierta antipolvo para llenar el espacio entre los dos labios con grasa. Las primeras horas de funcionamiento se utilizan para formar el menisco y los asientos de los labios de sellado, que se transforman en zonas de contacto bien definidas.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres saber más?

Contacta con nosotros

comercial@sebastiansalazar.com

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Urbanización El Sebadal. C/ Sao Paulo, 1

Lunes/Viernes 08:00h a 19:00h Sábados 08:00 a 13:00h

928 467 629

ARINAGA

C/Los Dragos, esquina Agarrobo, Parcela 2017-2018, Manzana 5 S/N

Lunes/Viernes 08:00h a 13:00h y de 15:00h a 18:00h Sábados 08:00 a 13:00h

928 184 037